Llámenos ahora: +381 62 256 162 | +34 912 661 989
Visítenos: Sremskih Boraca 2E, Belgrado, Zemun - Serbia

Hepatitis B y C – frecuentes acompañantes de las adicciones

Hepatitis B i C

18/11/2019

La hepatitis B y C representan unas enfermedades inflamatorias de hígado. Pueden ser causadas por factores externos o procesos metabólicos inmunes, mientras que se transmiten a través de la piel y la mucosa.

La hepatitis B y C se desarrollan en dos formas.

El tratamiento de la hepatitis aguda es sintomático, mediante infusiones, vitaminas y dieta adecuada.

A diferencia de la aguda, la hepatitis crónica significa que el virus está presente en el cuerpo al menos 6 meses. En 7% de los casos, la hepatitis aguda se convierte en la hepatitis crónica. Si el virus ha sido transmitido de la madre al hijo, se desarrolla la hepatitis aguda. La hepatitis C en un 80% de los pacientes llega a ser crónico, produciendo la cirrosis o el cáncer de hígado.

Según los datos de la estadística, más de 2 billones de personas en el mundo sufre la hepatitis B o C. Lamentablemente, alrededor de un millón de personas muere todos los años. Por lo tanto, estas enfermedades se consideran justificadamente como un problema grave de salud.

Se estima que la hepatitis B y C existían en la edad de bronce

En los sitios arqueológicos se han descubierto los restos mortales que datan de hace 4.500 años, en los cuales se ha confirmado la presencia del virus. Con estos datos se ha rectificado la creencia de que la hepatitis B y C nacieron en el Nuevo Mundo y que se extendieron por Europa en el siglo XVI.

El primer testimonio sobre la epidemia causada por el virus hepático dejó Lurman en 1885. Él notó que casi 200 trabajadores en el astillero, después de recibir la vacuna de sarampión, que contenía linfoma de otros trabajadores, contrajeron ictericia y virus.

Sin embargo, solo en 1966, un genetista americano Baruch Blumberg oficialmente consiguió aislar la hepatitis B. Una década más tarde, Harvey J. Alter, director del Departamento de las enfermedades infecciosas en el Departamento de medicina transfusional del Instituto nacional de salud, confirmó la presencia de la hepatitis C, que representaba la base para los métodos de screening y la determinación de la causa de la enfermedad.

La diferencia entre la hepatitis B y C

Aunque la hepatitis B y C pertenecen al mismo grupo, son causados por virus distintos, así que pueden mostrar distintos síntomas.

La hepatitis B es causada por el virus del mismo nombre. Los síntomas característicos son el dolor de abdomen y articulaciones, orina de color oscuro, fiebre y sensación de debilidad.

Hepatitis B i C

La hepatitis C es una inflamación del hígado causada por la hepatitis del tipo C. En la primera fase, la enfermedad no da ninguna señal, por lo que más de la mitad de los infectados no sabe que en su cuerpo tiene este virus. Se manifiesta a través de cansancio crónico, ictericia, pérdida de apetito, acumulación de líquidos en la parte inferior del abdomen, picor en la piel. Sangrados frecuentes y aparición de moretones también son unos síntomas de la hepatitis C.

La hepatitis B y C son vinculadas a la adicción a la heroína y cocaína

Bajo efectos de la sustancia psicoactiva, la evaluación correcta está perturbada, así que uno está inclinado a tener muchas relaciones sexuales. De esta manera corre el riesgo de contraer varias enfermedades infecciosas, incluyendo la hepatitis B y C.

Dado que se trata de un virus muy persistente, que puede sobrevivir hasta 6 semanas en las superficies secas, el riesgo es aumentado adicionalmente en los consumidores de sustancias por vía intravenosa.

El uso compartido o repetido de las agujas y jeringas con mayor frecuencia conduce a la difusión del virus. Incluso solo tocar una pequeña cantidad de sangre infectada, casi invisible, puede transmitirse luego con los dedos a los accesorios para la ingesta intravenosa de los narcóticos. Por lo tanto, la probabilidad de transmisión de la infección es considerablemente aumentada.

Se trata de una seria perturbación de la salud y lo confirma el dato de que un 80% de las personas que tienen problemas de adicción, también sufren un tipo de hepatitis. Precisamente por eso, en la clínica Dr Vorobjev el tratamiento de la adicción a la heroína, cocaína y alcohol, incluye el tratamiento de este virus.

Los métodos más contemporáneos de tratamiento de la hepatitis B y C

El tratamiento de la adicción a la heroína, así como el tratamiento de la adicción al alcohol, en la clínica Dr Vorobjev empieza por un diagnóstico, es decir, un examen general del estado psicológico y físico del paciente. Junto con los exámenes generales de sangre y orina, se llevan a cabo las pruebas de hepatitis B y C, y la infección VIH.

Si se determina la existencia de la enfermedad, se aplican, primero, los métodos regenerativos adecuados.

Hepatitis B i C

La plasmaféresis es una desintoxicación completamente indolora. Junto con la máxima depuración de la sangre de las sustancias nocivas, este método estimula la producción de las células nuevas y jóvenes. Al mismo tiempo, fortalece el sistema inmunológico, así que el cuerpo está más preparado para luchar con los problemas acompañantes de la adicción, ante todo, la hepatitis.

El tratamiento oxyven también pertenece al grupo de la desintoxicación natural. Está basado en la aplicación de pequeñas cantidades de oxígeno, mediante el cual se estimula la circulación de sangre y se crea una hormona antitrombótica Prostaciclina. Por eso brinda excelentes resultados en el fortalecimiento de la inmunidad, cicatrización, recuperación de los nervios periféricos, pero también en la regeneración del hígado dañado debido al virus y efectos de los narcóticos.

La terapia hepatometabólica representa un método regenerativo especial, relacionado con la regeneración del hígado y la recuperación de su función. La terapia incluye, ante todo, el tratamiento contra virus, mediante el cual se detiene el desarrollo de la enfermedad. Luego incluye una combinación de los métodos hepatoprotectores, metabólicos y regenerativos, cuyo objetivo es desintoxicar y proteger el hígado. De esta manera se previenen nuevas complicaciones y permite una regeneración más rápida de los órganos.

El tratamiento de la drogadicción y el alcoholismo en la clínica Dr Vorobjev se lleva a cabo en las condiciones rigurosamente controladas y bajo la supervisión constante de los médicos de renombre mundial, especialistas y psiquiatras. Cada paso, el tratamiento de la hepatitis también, está prescrito para el paciente de manera individual, ajustado a su condición y el tipo de virus.

La preocupación por los pacientes en la clínica Dr Vorobjev es la prioridad. La amabilidad y el enfoque especial han sido reconocidos por las personas alrededor del mundo, confiándoles la lucha con la adicción. Esto confirma adicionalmente de que se trata de la mejor clínica para el tratamiento de la drogadicción.

Publicado el 18/11/2019
Por el equipo de Dr Dorobjev Clinic

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button